INICIO > 

Visión global y texto de la Convención

La Convención sobre la Prohibición del Empleo, Almacenamiento, Producción y Transferencia de Minas Antipersonal y sobre su Destrucción es la piedra angular de los esfuerzos internacionales que buscan poner fin al sufrimiento y las muertes causadas por las minas antipersonal.

La Convención fue adoptada el 18 de septiembre de 1997 y entró en vigor el 1º de marzo de 1999.

Hasta la fecha, 162 Estados han aceptado someterse a las normas de la Convención.

La Convención proporciona un marco para la acción contra las minas con el propósito de acabar con el sufrimiento causado por estas armas ahora y en el futuro. La misma prohíbe el empleo, el almacenamiento, la producción y la transferencia de minas antipersonal.

Asimismo, los Estados que se suscriben a la Convención se comprometen a destruir tanto sus existencias de minas antipersonal como las minas antipersonal bajo su jurisdicción o control, y a prestarle asistencia a las víctimas de estas armas.

Texto de la Convención | Versiones oficiales

Texto de la Convención | Traducciones no oficiales

El 3 de diciembre de 1997, representantes de más de 100 Estados firmaron la Convención de Ottawa, expresando así su determinación de poner fin al sufrimiento y las muertes causadas por las minas antipersonal.
 En esta foto, el entonces Ministro de Asuntos Exteriores de Canadá, Lloyd Axworthy, firma la Convención en nombre de Canadá.

Testigos de este evento son (de izquierda a derecha): Ralph Lysyshyn (Canadá); el Premio Nobel de la Paz de 1997, Jody Williams; el entonces Presidente del CICR, Cornelio Sommaruga; el entonces Secretario General de las Naciones Unidas, Kofi Annan, y el entonces Primer Ministro de Canadá, Jean Chrétien.
El 3 de diciembre de 2004 los Estados Parte reafirmaron su compromiso por un mundo libre de minas al firmar la Declaración de Nairobi  Arriba, el Presidente de la Cumbre de Nairobi, Wolfgang Petritsch, presenta una copia de la Declaración a “representantes de la conciencia pública”, Tun Channaret y Song Kosal de Camboya.

Jody Williams y Cornelio Sommaruga regresaron para asistir a esta presentación, junto al Ministro de Asuntos Exteriores de Kenya, Chirau Ali Mwakwere.

 
Cinco años más tarde, los Estados Parte reafirmaron su compromiso durante la Cumbre de Cartagena en 2009. La Presidenta de la Cumbre, la Embajadora Susan Eckey de Noruega, recibe una copia de la Declaración de Cartagena de los miembros del grupo de jóvenes de la ICBL.

El Ministro de Relaciones Exteriores de Colombia y el Vicepresidente de Colombia son testigos de la ceremonia de clausura.

 En 2014, la comunidad internacional regresó a Mozambique para la Tercera Conferencia de Revisión en la que los Estados Parte firmaron la Declaración de Maputo.

Los Enviados Especiales de la Convención, SAR la Princesa Astrid de Bélgica y SAR el Príncipe Mired de Jordania, también firmaron la Declaración.