INICIO > Sala de Noticias > Comunicados de prensa > 

Presidente de la Convención condena el uso de minas antipersonal y pide un cese inmediato de su uso

01.06.2020

Descargar el comunicado

Ginebra y Trípoli – El Presidente del histórico tratado que prohíbe el empleo de minas antipersonal, expresó su preocupación tras el informe sobre el uso de estas armas en Libia, y pidió medidas para proteger las vidas de civiles inocentes.

La declaración se da en el marco de informes recibidos, incluido el de la Misión de Apoyo de las Naciones Unidas en Libia (UNSMIL), que resaltan el uso de minas antipersonal de naturaleza improvisada dejadas en las áreas de Ain Zara y Salahuddin de Trípoli, las cuales han mutilado o acabado con la vida de civiles que regresaban a sus casas durante las vacaciones de Eid.

“Los informes sobre el uso de minas antipersonal de naturaleza improvisada contra civiles deben ser motivo de preocupación no solo para los miembros de la Convención Sobre la Prohibición de Minas Antipersonal, sino para toda la comunidad internacional. Durante las últimas dos décadas, la abrumadora mayoría de los Estados ha entendido la gravedad del empleo, producción, almacenamiento y transferencia de estas crueles armas al punto que han aceptado abandonarlas a través de un acuerdo internacional", dijo S.E. Osman Abufatima Adam Mohammed, Representante Permanente Adjunto del Sudán ante la ONU en Ginebra, quien preside el trabajo de la Convención.

“Exigimos que se respete la norma establecida por el tratado y que se implementen todas las medidas para salvaguardar la salud y la vida de civiles inocentes atrapados en conflictos en cualquier parte del mundo. Condenamos en los términos más enérgicos posibles el uso de estas armas por parte de cualquier actor y hacemos un llamado para detener inmediatamente el uso de minas antipersonal”, dijo el Embajador.

“Si bien Libia aún no es parte de nuestro tratado, como resultado de estos incidentes, se deben tomar medidas de emergencia para prevenir nuevas lesiones a través de actividades de educación y reducción del riesgo de las minas y garantizar el desminado como una cuestión prioritaria. Hacemos un llamado a la comunidad internacional a unir fuerzas para apoyar estos esfuerzos y así evitar más sufrimiento”.

Nota editorial: La Convención Sobre la Prohibición de Minas Antipersonal, también conocida como la Convención de Ottawa, fue adoptada en 1997 y entró en vigor el 1º de marzo de 1999. Cuenta con 164 Estados Parte que representan más del 80% de los países del mundo; juntos, estos Estados han destruido casi 53 millones de minas antipersonal almacenadas y liberado millones de metros cuadrados de tierra que alguna vez estuvieron contaminadas con estos artefactos. La Convención fue el primer tratado multilateral en tener en cuenta los derechos de las víctimas de un arma. Libia ha participado en varias reuniones de la Convención como Observador.

Para obtener más información, contáctenos: press@apminebanconvention.org